Descarga
Solicita regular proceso de separación f
Documento Adobe Acrobat 2.2 MB

Proyecto de ley abre debate sobre "uso" de hijos luego de separación

Publicado en El Observador el 21 de julio de 2015

Discutir si el síndrome de alienación parental existe hoy, en el año 2015, es como discutir si la tierra es redonda. Es una discusión totalmente anacrónica", manifestó a El Observador Carlos Freira, abogado e integrante de la Asociación Todo por nuestros hijos ya, que lucha por el derecho del niño de estar en contacto con los dos padres, tras un divorcio de sus progenitores.

La reacción de Freira responde al comunicado que emitió ayer el Instituto Nacional del Niño y el Adolescente del Uruguay (Inau), que establece que no reconoce ese síndrome, dado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo rechaza y no lo ha incluido en el sistema de diagnóstico de salud mental.

Cuando ante la separación de los progenitores, estos entran el litigio por la tenencia de los hijos es cuando en ocasiones se da la alienación parental: uno de esos padres trata de que los hijos corten todo vínculo con su expareja.

El comunicado del Inau señala que este síndrome, que carece de reconocimiento científico, muchas veces "es utilizado (en el proceso judicial) para poner en entredicho y desacreditar los relatos de maltrato o abusos sexuales de niños, niñas y adolescentes en situaciones en las que sus progenitores están en proceso de separación". Agrega que al amparo de este "síndrome inexistente las situaciones de violencia denunciadas en lugar de ser investigadas son desestimadas, ya que se supone son una construcción hecha a partir de la influencia negativa de la persona adulta responsable de su cuidado cotidiano".

Sergio Pereira, integrante del grupo de trabajo Derecho a una vida sin violencia del Inau dijo a El Observador que el instituto dio a conocer su postura ante la reciente presentación de un proyecto de ley tendiente a combatir la alienación parental (ver recuadro). Subrayó que el Inau entiende que la mayoría de los niños cuando cuentan lo que les pasa, "alguna verdad tienen" y por esta razón "preocupa que esta postura cuestione uno de los derechos básicos, el de ser escuchados".

Explicó que si realmente se trata de un caso de manipulación de uno de los progenitores sobre el niño, con el tiempo y un trabajo adecuado por parte de los técnicos, se llega a la verdad y el padre que no podía tener contacto con su hijo, puede acceder a eso. Agregó que la institución no está en contra del acercamiento de los padres a los hijos.

En tanto, el proyecto de ley de la diputada nacionalista Magdalena Zumaran –suplente del diputado Federico Casaretto– propone que en casos como estos, los jueces actúen con el apoyo de un psicólogo o asistente social que asista al niño y a su núcleo familiar. En conversación con El Observador, Zumaran indicó que el comunicado del Inau "escupe para afuera" porque ella nunca habló de síndrome. "Yo habló de la obstrucción que sufre un niño a mantener un vínculo con uno de sus padres. Eso en los hechos sucede", afirmó.

Por su parte, Ema Carozi, abogada especialista en Derechos de Familia dijo a El Observador que resulta grave que se utilice la alienación parental para neutralizar lo que dice el niño, no obstante subrayó que el fenómeno existe y las cifras son mayores a lo que se cree.


El proyecto de ley en cuestión

El proyecto de ley de la diputada Magdalena Zumaran establece que se consideran actos de alienación parental a todos aquellos tendientes a obstruir el vínculo entre el menor y el o sus progenitores. Lo define como aquel acto que "interfiere en la natural y libre volición del pensamiento y acción del menor, interfiriendo en la formación psicológica del niño o adolescente, el que es promovido por uno de sus progenitores (...) haciendo que el niño o adolescente bajo su autoridad (...) sienta temor u odie al progenitor no conviviente (...) afectando negativamente el mantenimiento de los vínculos con estos". Como ejemplo de alienación parental, la diputada menciona el realizar campaña de denigración del progenitor no conviviente desvalorizando o acusándolo en presencia del menor, interferir en las visitas o interferir en las mismas, realizar campaña para infundir temor en el menor respecto del otro progenitor, no pasar llamadas telefónicas al menor cuando lo llama el otro progenitor, vigilar durante las visitas.

INAU no reconoce Síndrome de Alienación Parental

“ES UNA INVOLUCIÓN” Y ADVIERTEN “GRAVES CONSECUENCIAS”

Publicado el Martes 21 julio de 2015 , 6:00am

El Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay (INAU) informó a través de un comunicado que la Organización Mundial de la Salud no reconoce la existencia del denominado Síndrome de Alienación Parental (SAP), habiendo sido rechazada su inclusión en el sistema diagnóstico de salud mental ICA-10 de la OMS.

Email

“El SAP es un término que comenzó a utilizarse y se extiende sin reconocimiento científico, el cual es utilizado para poner en entredicho y desacreditar los relatos de maltrato o abusos sexuales de niños en situaciones en las que sus progenitores están en proceso de separación de la convivencia.

Al amparo de este síndrome inexistente, las situaciones de violencia denunciadas, en lugar de ser investigadas son desestimadas”, explican. Ante esta situación, el INAU observa “con preocupación” la consideración de la existencia del SAP, considera una “involución” el planteo y advierten de las “graves consecuencias” sobre la consideración de su existencia.

Descarga
www.criticapolitica.mx:119915?format=pri
Documento Adobe Acrobat 139.2 KB